La importancia de ocultar elementos y despejar espacios
La importancia de guardar objetos y elementos que sobrecargan nuestro entorno. En el momento en que conseguimos despejar espacios
La importancia de ocultar elementos y despejar espacios
16116
post-template-default,single,single-post,postid-16116,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

DECO- La importancia de ocultar elementos y despejar espacios

DECO- La importancia de ocultar elementos y despejar espacios

Hola, aquí estamos después de un largo descanso en nuestro blog. Aunque deseando escribir,  hemos tenido un final de año intenso, planificando y trabajando, ¡completo!. Arrancamos este año con nuevas ideas y proyectos, en consecuencia, con nuevos trucos y consejos que nos encantará contaros.

En la entrada de hoy nos gustaría transmitiros la importancia del orden, algo tan básico, ¡si!, el orden.

La importancia de guardar objetos y elementos que sobrecargan nuestro entorno. En el momento en que conseguimos despejar espacios, el contexto cambia, parece más limpio y ordenado, es decir, ¡más acogedor!.

Nuestra recomendación es que guardemos todo en cajones o muebles, que no estén visibles. En el espacio que sea, incluido el baño. Ya pasó la era de los perfumes visibles, los vasitos con lápices de ojos, miles, de los que solamente usamos dos, champús y geles, cepillos, etc… todo esto, ¡al cajón!. Igualmente en estanterías, repisas, mesillas y demás muebles.

Veremos que todo cambia,  se apreciará la decoración que hayamos elegido, sea el entorno que sea.

Es simplemente un hábito, una costumbre, en el momento en que te mentalizas y lo haces, comienzas a disfrutarlo, ¡tanto, tanto! que no te planteas otra opción.

Lo mismo con la cantidad de cosas innecesarias que guardamos y coleccionamos… en casas y trasteros.

Sabemos que muchas veces guardamos miles de objetos, que, realmente, nunca vamos a volver a disfrutar. Ni a a utilizar, ni a leer, ni a tocar, … un largo etcétera.

También deberíamos plantearnos si nos compensa almacenarlos, ejercicio difícil pero necesario….

Cuando no compense o llevemos un par de años, como máximo, sin disfrutarlo ni usarlo…  recomendamos archivarlo en el contenedor, reciclando, ¡eso sí!.

Ganaremos espacio para guardar otras cosas y mantener nuestras casas ordenadas y despejadas.

Ejercicio necesario para que quepamos todos y no desbordemos.

Ya nos comentaréis vuestras experiencias, y vuestros trucos, ¡que nos encantan!

Nos vemos pronto.